Bible Vision

Jesucristo Es Mi Refugio | El Es El Mejor Refugio En Mi Vida

Jesucristo Es Mi Refugio

La primera analogía que me viene a la mente es que Jesucristo es mi refugio. Jesucristo es mi refugio. Es una metáfora perfecta para describir la vida cristiana. 

Jesucristo Es Mi Refugio

El propósito preciso de la construcción de un faro puede compararse estrechamente con el propósito de la vida del creyente a través de Jesucristo. Un faro es una torre alta, generalmente construida en una isla o una roca. Se construyen cerca del mar, pero sobre una base sólida por encima del nivel del mar. 

Un faro es un lugar de refugio donde los barcos perdidos pueden encontrar su camino y estar a salvo. Las características del faro corresponden a la esperanza que tenemos en nuestro Salvador. 

Jesucristo vino como refugio para un mundo moribundo y abandonado por el pecado. Por lo tanto, Jesucristo es mi refugio. Logramos la salvación al invocar el nombre de Jesucristo. Es el único nombre por el que una persona puede salvarse de la muerte eterna. 

Sólo su nombre es una torre fuerte, porque el justo siempre puede confiar en su amor y su poder (Salmo 61:3). Debemos mantener los ojos en nuestras circunstancias y centrarnos en la fe en Él. 

Nuestro Dios es la verdad. Él es nuestra roca que no puede ser cambiada. Tenemos un fundamento sólido en Dios por medio de Jesucristo, que nos da la vida eterna (1 Juan 5:11-12).

Un faro tiene un haz de luz superior que gira en un patrón único sobre el agua, lo que permite a los barcos vigilar un objetivo y evitar peligros cerca de la costa. Jesucristo es la luz del mundo. 

Cuando lo aceptamos como Señor y Salvador en nuestras vidas, tenemos esa misma “luz” en nosotros. Somos santificados o apartados para sus buenas obras en un mundo perdido. Debido a la “luz” que hay en nosotros, nos hemos convertido en un pueblo especial (1 Pedro 2:9). 

Nuestro estilo de vida debe basarse en la vida que vivió Jesucristo cuando vivió en la tierra. Debemos vivir de tal manera que los incrédulos se sientan atraídos por la “luz” que hay en nosotros y busquen la salvación a través de Jesucristo. 

Cuando dejamos que nuestra luz brille, ayuda a otros a no revolcarse constantemente en la oscuridad de este mundo. Nuestras vidas deben iluminar nuestra esperanza eterna de servir a un Dios amoroso y proteger a un mundo moribundo del peligro de ser separados de él para siempre.

El faro está abierto las 24 horas del día, los siete días de la semana. Y Jesucristo es mi refugio. Debemos trabajar constantemente para ser una luz de guía para los barcos que están en el mar. 

Los barcos deben vigilar constantemente la costa y ser capaces de evitar los peligros en la boca del puerto. Jesucristo es nuestro guía. Él ilumina el camino hacia nuestro Padre celestial y nos ha dado la misma “luz” para que brille sobre la humanidad. 

En todo lo que hacemos, como el discurso, las acciones y las circunstancias, debemos dejar que las buenas obras de Jesucristo iluminen nuestras vidas frente a la oscuridad de este mundo. 

Jesús es la luz de este mundo; como sus discípulos, somos la luz del mundo. Debemos ser siempre un ejemplo de la “luz” que hemos heredado de Jesucristo. 

El Señor es la luz de nuestra salvación y el único camino para salir de las tinieblas eternas del mundo y el camino hacia nuestro Padre celestial (Salmo 27:1).

Jesucristo Es Mi Refugio Siempre

En la vida cotidiana, a menudo tenemos que lidiar con este fuerte viento en contra. Hay que hacer frente a las tormentas de todos los lados. Pierdes tu trabajo. 

Pierdes a un ser querido y Jesucristo es mi refugio. Alguien te rompe el corazón. ¿Cómo encuentras refugio en estas tormentas diarias?

El Salmo 9:9-10 Le Dice Cómo Encontrar Ese Refugio.

El Señor es un refugio para los afligidos, un refugio en tiempos de angustia, y los que conocen tu nombre pondrán su confianza en ti (RVA).

Dios es tu refugio y tu fuerza cuando le buscas y le pides ayuda. No puedo explicar exactamente cómo funcionará esto en su vida diaria y Jesucristo es mi refugio. Cada uno tiene diferentes retos y diferentes responsabilidades.

Sólo puedo mostrarte su promesa de ser tu refugio. Él tiene la sabiduría, la fuerza y el poder para ayudarte en su momento.

El Salmo 9:9-10 Le Dice Cómo Encontrar Ese Refugio

La palabra “refugio” en este pasaje significa “cresta segura”. Imagina que te enfrentas a un ejército de enemigos y Jesucristo es mi refugio. 

Estás solo en el campo de batalla y Jesucristo es mi refugio. Pero entonces, en el último momento, un poderoso príncipe desciende y te lleva a una alta torre. 

Esta torre está fortificada y es invencible. Esa es exactamente la imagen que se presenta en el Salmo 9:9-10. Cualquiera que sea tu desafío, él será tu refugio, tu alta torre.

Dios fue un refugio para Abraham, Moisés, Jacob, José, Daniel, el rey David y otros innumerables creyentes. ¿Por qué no puede ofrecerte la misma protección y refugio? Pide y confía en que te ayudará por su Hijo, Jesucristo.

Acuérdate también de agradecer abiertamente a tu Dios si es tu refugio. Este salmista dice que alabó y adoró a Dios por el refugio y la fuerza que le dio. No des a Dios por sentado. Búscalo, acepta su ayuda y luego agradécelo con todas tus fuerzas.

Los Beneficios De Tener A Jesucristo Tu Refugio

¿Tienes a Jesucristo en ti? Si tienes a Jesús, lo tienes todo. Él es el mayor tesoro que puedes tener en tu vida y Jesucristo es mi refugio. La mejor noticia de ser hijo de Dios es que Él vive en ti. Este artículo muestra los beneficios de tener a Cristo viviendo en ti.

Vosotros sois de Dios, hijos míos, y habéis vencido, porque el que está en vosotros es mayor que el que está en el mundo – Juan 4:4 (SNC).

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad – Colosenses 2:9-10 (SNC).

Pero para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios – 1 Corintios 1:24 (SNC). ¿Qué tipo de vida vivirías y disfrutarías si aceptaras a Jesús como tu Salvador? La respuesta es la vida de Jesús. 

Los Beneficios De Tener A Jesucristo Tu Refugio

Dios espera que vivas en la tierra como hijo de Dios y coheredero con Cristo. Esto es posible si entiendes y crees lo que significa que Jesús vive en ti, y lo activas por fe. 

Él está en ti con todo tu ser y Jesucristo es mi refugio, no sólo con una parte de ti. Francamente, si tienes a Jesús, lo tienes todo. Eso no significa que no vaya a tener problemas. 

Significa que cuando vengan los desafíos, sin duda los superarás porque Cristo está en ti. Los desafíos son una oportunidad para mostrar quién estaba en ti en el momento de la salvación. No están destinados a ahogarte ni a derrotarte.

El Salvador

Jesucristo es el Redentor y Jesucristo es mi refugio. Él murió y te salvó de todos tus pecados. Él está siempre dispuesto a ayudarte a no pecar y a salvarte de toda la opresión del enemigo. 

El Salvador

El Salvador vive en ti y no permitirá que caigas en el pecado o en la tribulación si buscas su ayuda. En resumen, todo lo que necesitas para vivir la vida cristiana victoriosa está en Jesús, y Él no está lejos de ti. Él está en ti. Su respuesta no está fuera, ni en el hombre, sino en Cristo. 

Ser cristiano no es malo, pero vivir en lo sobrenatural sí lo es, si se camina en la fe y en el conocimiento de Él. Y Jesucristo es mi refugio. Dios quiere mostrarte lo que Cristo en ti puede hacer por ti (Colosenses 1:27). Depende de ti creer en Jesús y en su persona y obedecerle plenamente. Jesús vive en ti.

Leave a Comment